Maternidad en Alemania vs Perú – Diferencia en precios, comida, transporte, etc

Hola chicos! En los últimos posts les pude contar todo lo chevere que fueron nuestras vacaciones en Perú con la familia incluyendo a nuestra bebé, Emilia, que en ese entonces tenía 7 meses.  Sien embargo nos dimos cuenta muy rápidamente que la vida con un bebé es bastante diferente en Perú a lo que conocíamos  en Alemania. Les cuento cual fue nuestra experiencia.

Precios de las cosas básicas para bebes Alemania vs. Perú

En los primeros días usamos los pañales y la leche en polvo que trajimos de Alemania. Pero al cuarto día tuvimos que salir a la búsqueda de nuevos pañales y sobre todo leche en polvo. Nos dimos cuenta que estos básicos son bastante caros en Perú. Los pañales no bajan de los 44 soles por 48 unidades (11,50 Euros). La leche en polvo más barata que nosotros encontramos nos costó 45  soles por 500 gr (12 Euros). Habían formulas de hasta 130 soles por 1 kg (34 Euros) pueden creerlo?! . Comparados con los precios en Alemania: un paquete de 34 pañales lo consigues por 19 soles (5 euros) y la leche de polvo estándard está 15 soles por 500 gr. (3,95 Euros). Claro que las marcas más conocidas están también más caras pero no pasan de los 57 soles por 1 kg. (15 Euros).

Yo sólo pensaba ¿cómo hace la gente en Perú para comprar productos tan caros? Y no es que haya una alternativa, al menos en cuanto a pañales. O compras los pañales o te pasas todo el día las 24 horas del día lavando la ropa. En cuanto a la leche en polvo los bebes en Perú son amamantados por mucho tiempo. Según lo que he observado el destete empieza recién a partir del año y medio o incluso a los dos años. Eso en Alemania es completamente diferente. Es muy pero muy raro ver niños que teníendo un año todavía toman leche del pecho.

Comida para bebes

Por otro lado en cuanto a comida para bebés, en Perú sólo encontramos compotas o papillas de frutas. No encontramos papillas de “comidas principales”. En casa tratamos de darle comida casera, pero cuando estamos fuera de casa o de viaje  usamos estas papillas que se llaman Gläschen en Alemán. Y hay toda una gama de comidas: Spaguetti a la salsa Bolognese, Couscous con vegetales, puré de espinaca con salmón y muchos más. Sin embargo para nuestra suerte no encontramos algo parecido en Perú. Sólo veíamos por todos lados papillas de frutas. Estos Glässchen de “comida principal” los encuentras en Alemania desde los 2,50 – 4,40 soles (0,65 – 1,15 eur) mientras que las papillas de frutas están por los 2 -5 soles (0,52 – 1,30 eur). Como es normal en vacaciones la mayoría de las veces comíamos fuera de casa. Cada vez que ibamos a comer a algún restaurante le dabamos arroz. Es lo único que teníamos para darle que no estuviera muy sazonado. Además teníamos siempre pan con nosotros y aprendió a comer muchas frutas. Pero para serles sincera lo que es alimentación se nos hizo bastante difícil sobre todo al comienzo.

El transporte público de bebés

El transporte de bebés en Perú es toda una historia. En Lima tienes los buses públicos de siempre (a veces te preguntas como es que siguen en funcionamiento?), los corredores, el metropolitano (los que más se parecen a los buses en Alemania) y el tren. Para comenzar ni bien intentas subir a un bus (corredores o los públicos de siempre) te encuentras con las enormes escaleras. Por un lado los buses son tan chicos que no hay espacio ni para los pasajeros. Por otro lado no existen rampas para silla de ruedas o los coches de bebés. Aún si hubiera una no hay un espacio para ponerlos dentro del bus. No sé como se ve la cosa en el tren o en el Metropolitano. Nunca los usamos. Muchos amigos y familiares nos recomendaron no usarlos porque siempre van super llenos. Nosotros optamos por transportarnos con buses y taxis. Ella siempre en brazos sin ningún tipo de seguridad más que la de nuestros brazos.





Taxis

Hablando de taxis, no se suele usar un asiento especialmente para bebés. En Alemania tampoco, al menos en Bayern. Hasta los 9 meses los bebés pueden estar sentados en la falda de una persona mayor. Si los bebés son mayores por ley tienen que estar en un asiento de bebé. Los taxistas por lo general llevan uno en la maletera. En lo que es auto privado, en Alemania, es obligatorio. Mi percepción fue que en Perú la mayoría lleva a sus bebés en brazos. No vimos a nadie que tuviera o un asiento para niños mas grandes ni para bebés.

Bebés en mano vs. carriolas

En Perú ves niños y bebés por todas partes. La mayoría de las mamás con bebés que he visto siempre los tenían en los brazos o de la mano porque ya caminaban. En Alemania los pocos bebés que ves siempre pero siempre estan en el coche.  Los niños que ya caminan casi siempre son sacados a pasear pero con el coche al lado. Esto me sorprendió bastante. Que “complicado” se veía la vida de madre en Lima. Pero lo hacían parecer tan fácil. Las mamitas con bebecitos en brazos haciendo compras en los mercados, centros comerciales, diligencias en el banco o simplemente paseando. Era tan natural ver a los hijos cargados. Así que dije si ellas pueden, yo puedo. Y así lo hicimos. Sólo cuando ibamos a pasear por largos tramos la poníamos en el coche.

El coche mágico

Algo que definitivamente hizo una diferencia y mejoró nuestro viaje fue nuestro coche. Es el Baby Zen Yoyo. Hay la opción Buggy (para cuando tienen más de 6 meses) y la opción de cochecito (desde el nacimiento). Y déjenme decirle que es un must-have. Fue nuestra primera vez con este coche y ahora lo llevamos con nosotros cada vez que nos vamos de viaje. Lo lindo de esta carriola es que la desarmas y queda del tamaño de un paquete cuadrado plano. Puedes ponerlo en los compartimentos de los aviones (para no tener que ponerlos en bodega), llevarlos al hombro (como una cartera grande) o ponerlos a un costado en el bus, tren sin que te quite mucho espacio.





Áreas verdes para bebés

Algo que también nos sorprendió bastante fue que, al menos en Lima, cada barrio tiene un parque muy muy cerquita. Y diciendo parque me refiero a una área verde. Además encuentras muchas banquitas, una zona de juegos para niños, una loza deportiva. La verdad yo no esperaba esto. Me preocupaba la idea de no poder sacar a Emilia para que “jugara” y tomara aire fresco. En Alemania hay lo que se dice “Spielplatz” que es como un lugar donde hay juegos (resbaladeras, sube y baja, etc) y un Sandkasten (un espacio donde hay arena) para que los más chicos puedan jugar. Pero para los más pequeñitos esto no ayuda mucho. Por lo general siempre busco áreas verdes. Y si las hay en Alemania. Sin embargo mi ciudad está tan poblada que para ir al parque más cercano tengo que caminar 25 min. Y ya les digo el tiempo es oro cuando tienes bebés en casa.

Con niños en Perú siempre eres el primero

Por lo que me quito el sombrero es por lo atentos que son todos con personas que tienen niños consigo. Es in-cre-i-ble!!. Ya sea en el bus, en los bancos, supermercados, hasta restaurantes es siempre lo mismo. Si te ven con niños eres el primero en la cola. Incluso una vez fuimos a Bembos, una cadena de comida rápida muy conocina en Perú, y estabamos esperando el turno para ordenar y ni bien nos vieron con Emilia nos atendieron primero a pesar que, sin mentirles, teníamos como 10 personas delante nuestro. Incluso a la hora de subir al bus. En las horas puntas iban llenos. Y para subir la gente también hacía sus colas. Como teníamos a la bebe en brazos, entrabamos primeros también.

Cuando eres mamá el tiempo no es sólo tuyo

Me parece excelente que tengan tanta consideración. Ya que siendo mamá el tiempo ya no es tuyo. Al menos en mi caso siempre trato de que mis salidas para diligencias coincidan con sus momentos de alegría. Es decir cuando no tiene hambre ni sueño o tiene el pañal repleto. Claro que no siempre es posible, pero se hace lo que se puede. Todos sabemos que es muy incómodo tener a niños gritando en la calle contigo. En Alemania si tienes un bebé pues es tu rollo. Te tratan como cualquier otra persona. Y si tienes que depositar una carta en el correo y hay una cola inmensa, pues haces la cola por más que te tome una eternidad.




Nuestros consejos

En cada viaje se aprende algo nuevo. Creo que nuestro viaje a Perú fue con el que más aprendimos como padres viajeros. Así que les comparto nuestros consejos 😉

– Llegar temprano al aeropuerto para hacer el Check-in. Si en tu vuelo hay muchos niños que necesitan una cama o un “baby crib”, estos se dan según orden de llegada. Por eso llega temprano.

– Compra a tu bebé un juguete chiquito nuevo. Para esos momentos en los que está aburrido y no puede arrastrarse, gatear o caminar en los pasillos. Así se podrá distraer con algo que llame su atención ya que no lo conoce.

– Si puedes, consíguete una carriola que sea muy fácil de transportar y de desarmar. Nuestra experiencia con el Baby Zen Yoyo (en Alemania) fue fenomenal. La recomendamos 100%.

– Lleva siempre extras. Es mejor que sobre a que falte. Creánme. Ya nos ha pasado que nos quedamos sin pañales antes de abordar un vuelo (tuvimos que pedir regalado a otros papis) y nos hemos quedado sin comida porque compramos en vez de leche en polvo arroz (fue en el aeropuerto de París). Y todo por llevar lo justo y necesario. No! Quizá sea pesado porque llevas la despensa entera contigo. Pero pensar que no tienes como atender a tu hijo me da un no se qué que no se lo deseo a nadie.

– BEAT, el app de Taxis en Perú seguro y a veces más económico que Uber. Lo único negativo es que para bajartelo necesitarás ingresar un número de teléfono peruano. Pero vale la pena, es seguro para viajar con tu familia.

– Si no tienes teléfono peruano, puedes conseguir por 35 soles un chip de 3 Gb, que te dan unos minutos para llamadas locales. Pero hoy en día todos te pueden ubicar por Whatsapp, Viber, Facebook, etc. Asi que lo que en realidad se necesita es Internet y con 3 Gb estas muy bien preparado.

Besos,

Fabi

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *