Curiosidades alemanas – Cosas que no dejan de sorprender

Es increíble que hay cosas típicas alemanas que, viviendo ya tanto tiempo en este país, no dejan de sorprenderme. Aquí te las cuento.

Curiosidad #1: Tu amigo no es tu novio

curiosidades alemanas

La palabra “Freund“,  significa en alemán tanto amigo como novio. ¡Todo depende de una letra si te quedas en la friendzone! “Er ist mein Freund” quiere decir “el es mi novio o enamorado”. “Er ist ein Freund” significa “el es un amigo”. Así que mucho cuidadito! 🙂

Curiosidad #2: Dialectos

curiosidades alemanas 2

Los dialectos alemanes son el último desfío para los extranjeros. Lo que noté durante estos años aquí es que no sólo hay diferentes nombres para un mismo objeto. El nombre también varía dentro del  estado, de la ciudad, del pueblo. Sólo para mencionar unos ejemplos: Semmel, Brötchen, Schrippen, Weckerl (panecillo). O Möhre, Möhrrübe, Rübe, Karrotte, Wurzel, Rübli (zanahoria). Como si esto no fuera suficiente, tenemos las diferentes pronunciaciones. Sin duda, estos detalles hacen rica a la lengüa alemana pero pobre de todos nosotros, ¡los extranjeros!




Curiosidad #3: “¡Hübsch!”

curiosidades alemanas 3

Cuando llames a alguien no esperes un ¿Aló? o un ¿Hola?. ¡No! Los alemanes responden siempre con el nombre o apellido. Incluso si se ve en el display que la persona llamando es una persona conocida  contestan de la misma manera.

Curiosidad #4: Domingos de fantasmas

Curiosidades alemanas 4

¡Llegó el fin de semana! Tiempo para hacer todas las cosas que no alcanzaste hacer durante la semana, ir de shopping, comprar víveres para la semana, pasear, salir a comer. Todo eso para el sábado. ¿Y el domingo?  Pues a descansar. Las calles desiertas, todo está cerrado, incluso la mayoría de restaurantes. Lo más atrevidos salen a pasear.

Curiosidad #5:“Auf den Tisch klopfen”

curiosidades alemanas 5

Esta es una de las cosas que más me llamo la atención cuando empecé a estudiar en Alemania: al finalizar las clases golpean la mesa con la mana como cuando uno toca la puerta. La explicación: es como aplaudir, agradeciendo por la clase. ¡Otro ejemplo de educación alemana!

Curiosidad #6: El dilema de la cuenta

curiosidades alemanas 6

“Zusammen oder getrennt?” (Juntos o separados?). Con está pregunta termina una visita al restaurante o bar. Lo peor es si un espontáneo “juntos” choca con un tajante “separados”. O si a la pregunta le sigue un silencio incómodo. A los pobres meseros les toca ser pacientes y ser bastante buenos en cálculo mental.

Curiosidad #7: Cambio de horario

curiosidades alemanas 7

Sé que varios países en latinoamérica tienen cambio de horario. Pero en Perú no. Y antes los celulares no eran tan modernos de cambiar el horario  automáticamente, por lo que lamentablemente he perdido clases, buses, trenes, etc. Para que estén preparados:

  • Horario de verano: el cambio de hora se realiza el último domingo de marzo a las 2 am. Eso quiere decir que las 2 am. se convierte en las 3 am. La noche es más corta.
  • Horario de invierno: el cambio se hace el último domingo de octubre a las 3 am. Las 3 am. se convierte en las 2 am. La noche es más larga.

Curiosidad #8: “No disponible en Alemania”

curiosidades alemanas 8.1

Esto último nos ha sacado varias canas verdes al querer ver algún videos en YouTube. Más del 50% de los videos más populares del mundo están bloqueados en Alemania. ¡Peero! Aquí te dejo unos truquitos de cómo solucionar este pequeño problema. De nada.




Curiosidad #9: Contar con las manos

curiosidades alemanas 9

¿Lo has notado? Hasta contar con los dedos es diferente. Los alemanes comienzan con el dedo pulgar, le sigue el dedo indice y después el medio y así hasta el meñique. En EE.UU. se comienza por el dedo meñique, le sigue el anular y al final se alza el pulgar. Ese es el que yo conozco y utilizo. ¿Sabías que en Filipinas se comienza por el dedo meñique?

Curiosidad #10: Huertas urbanas (Schrebergärten)

curiosidades alemanas 10

Una vez hace varios años iba en el tren de Karlsruhe a Heidelberg y vi unas casitas, para ser sincera, bastante caídas, pequeñas, sin ningún gusto con un jardín que tenía tomates, lechugas. Pense en “pobrecitos los que tienen que vivir ahí, sobre todo en el invierno. Bueno, al menos pueden comer lo que siembran”. Varios años después se lo comenté a un amigo. Este se mató de la risa y me dijo que no eran casas y no eran pobrecitos. Sino huertas que son usadas para sembrar y las personas las usan para asi proveerse de comida sana. Y que las personas que las tenían no son nada pobrecitos. Y es que las ciudades están tan atiborradas de gente que no hay espacio para un jardín y mucho menos una huerta.

Aún con todas estas cosas medias raras o diferentes a las que conozco, Alemania es igual un lugar genial para vivir 🙂

Comentarios de Facebook

4 comentarios sobre “Curiosidades alemanas – Cosas que no dejan de sorprender

  • el octubre 6, 2017 a las 19:52
    Permalink

    Te faltó el saludo con la mano… nada de besos. A menos que ya conozcas a las personas por mucho tiempo, pero prefieren un abrazo como saludo que los besos.
    Saludos 😉

    Respuesta
    • el octubre 7, 2017 a las 10:32
      Permalink

      Es verdad! Haha lo máximo es un abrazo no ? Null besos ! 💋💋💋

      Respuesta
  • el julio 15, 2018 a las 20:42
    Permalink

    Hola!
    Vivo en Argentina y me enamoré de Alemania en el 2013 y todos los años vamos unos días de paseo. Como no sé ni una palabra de alemán, no puedo interactuar y vuelvo con muchas dudas, una de ellas me la despejas acá y son las huertas urbanas, dónde pensaba que vivía gente de bajo recursos jaja
    Saludos y gracias por instruirme!

    Respuesta
    • el julio 19, 2018 a las 20:56
      Permalink

      Betty! haha que bueno que no era la única que pensaba eso! Un abrazo hasta Argentina! y que genial que puedan venirse cada que pueden a Alemania! tiene tanto para ofrecer y no sólo en paisajes y cultura si no tambien en comida 🙂 😀

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *